Líneas de Trabajo

Dibujo y Arquitectura

 

Líneas blancas sobre el pavimento de Sarkhej Roza
—  

Líneas blancas sobre el pavimento de Sarkhej Roza
Esto no es más que un divertimento, uno más. O mejor dicho, un pequeño ejercicio de observación y deducción.   Os propongo un juego, aunque sin cadáver, casi detectivesco (qué divertido aquel librito que nos proponía averiguar donde se encontraba Mies a partir de una simple foto. ¿Lo recordáis?1). La pregunta es esta:
¿Qué significado tiene ese trenzado de líneas blancas pintadas en el pavimento de Sarkhej Roza situada a unos 10 Km de Ahmedabad 2?
Por favor: ver  las fotos. Con cierta calma, sin prisas propias del mundo digital este.
Cuando me di cuenta de estas bandas blancas, de unos 60 cm de ancho, no más, me tiré un rato largo buscando la solución al enigma, fijándome en los dibujos que trazaban, las direcciones que llevaban las líneas, dónde se cruzaban, qué posibles relaciones armónicas generaba en el conjunto… Recordé otras líneas dibujadas en los pavimentos de otros lugares sagrados de India, como aquellas que fotografié,  junto a Verónica, en Johpur. Pero aquellas eran elaboradas florituras, dibujos con motivos repetitivos muy similares a los que se realizan con gena en las manos femeninas, donde su intención decorativa, simbólica, de límite, era muy evidente, pero en los dibujos tan abstractos de Sarkhej Roza no se evidenciaba nada de esto. Me picó la curiosidad.
Todas, invariablemente, se dirigían a alguna puerta, a algún atrio, algunas se cruzaban entre sí interumpiéndose en el encuentro;  dentro del patio de la mezquita, en el centro, dos líneas rectas paralelas, separadas por una banda ancha del pavimento,  siguiendo sus juntas, estaban dibujadas desde la puerta en dirección al corazón del espacio sagrado. Nadie (no es que fuesen muchos los fieles que encontré en mis visitas) las pisaba, seguía su rastro.
Estuve un buen rato siguiendo con la mirada las líneas, después me puse a caminarlas mientras las fotografiaba. Era una mañana luminosa de diciembre, no apretaba el calor como suele hacerlo habitualmente en Ahmedabad. Caminar descalzo, norma obligada en los recintos sagrados del Islam, era una caricia para  los pies, sobre todo cuando llegabas a las partes pulimentadas, de mármol blanco y más frescas. Aun así los efectos de la sequía estaban bien visibles en el gran estanque casi absolutamente seco. Recordé el triste destino de Fatherpur Sikri4 mientras caminaba por el cuarteado lecho del estanque. Dos buitres, creo… no soy ningún ornitólogo, sobrevolaban el lugar.
Repitamos la pregunta:
¿Qué son estas líneas blancas dibujadas sobre el suelo de esta mezquita?
En enero el sol apenas aprieta, pero cuando éste lo hace, y bien, os lo aseguro, caminar descalzo por los patios de cualquier mezquita en el Gujarat no es nada agradable. Sí, igual que cuando quema la arena de la playa y te lanzas a todo correr en dirección al agua y vas pegando saltitos ridículos como si caminases por la ardiente plancha de las gambas del chiringuito. Aih, Aah, Aih….. Tal cual. Las líneas son caminos blancos, frescos, para los pies descalzos que se dirigen a orar en la mezquita o en el mausoleo. Para nada dibujos rituales, ni simbólicos. Simples caminos frescos, para pies descalzos, que dibujan los recorridos habituales de los fieles entre las distintas edificaciones del conjunto4. Suele pasar, las respuestas en India están siempre próximas al hacer cotidiano. Los misterios se esfuman ante el vivir el día a día. India se descubre corriendo velos. Tal vez  aparentemente incomprensible. Pero siempre iluminadora.
carlos pita
NOTAS
1 ‘Buscando a Mies’ Ricardo Daza. ACTAR, Barcelona 2000.
2 Estimado lector: me va a disculpar pero no ando con ganas de ponerme a contarle que es Sarkehj Roza. Me da pereza. Si lo desea, puede hacer usted solito el esfuerzo. Gracias , muy amable. Le reitero mis disculpas. Insisto: estoy perezoso. Por si le anima a intentar saber algo más sobre este  espléndido lugar, le diré que Corbu, Le Corbusier, sí, sí, el mismo, tras visitarlo dijo:’¿Para qué necesitan ir a la acrópolis de Atenas? ¡Está aquí mismo!’. Leído hace un rato, casualidad, en “Habita India” Garam Masala. ESTAMadrid 2009.
3 Insisto: estoy muy perezoso. Si lo desea, mi estimado lector, haga otro esfuerzo, uno más, venga…. si desconoce el significado e importancia de Fatehpur Sikri. Merece la pena. Por si le anima, le diré que era una de las construcciones fetiche de Jorn Utzon. O que Salman Rushdie escribió su novela“ La encantadora de Florencia”  ambientada en este fascinante lugar. Al menos yo disfruté mucho de su lectura. Aunque si hubiese que escoger, menuda tontería pero….. me quedaría con los  fantásticos Versos Satánicos y la de Shalimar el payaso. Disculpas, me estoy enrollando….
4 Acabo de buscar el lugar en el Google Maps . Al ver las fotos aéreas parece tan obvia la respuesta. Otra obviedad: que importante es tomar perspectiva sobre las cosas, verdad? . Pero cuando estás allí y probablemente condicionado por tantos misterios que atesora India para los ojos occidentales, uno hace el turista, evidencia su ignorancia y , a veces, deja rienda suelta a su imaginación y no ve con facilidad lo evidente… Al margen de esta anécdota sin importancia,  Sarkehj Roza es uno de esos lugares que merece la pena visitar,  y si se puede, si se tiene  esa suerte, frecuentar.

Tags: ,


Comments are closed.